Bernardo Bonezzi o el adiós a la imaginación

En esta primera entrada post-veraniega tenía previsto hablar de Ray Davies de los Kinks, que ya tocaba hacerle la genuflexión al maestro, pero ayer me acosté con la terrible noticia de la muerte de Bernardo Bonezzi y sentí que los planes debían cambiar. Tarde, muy tarde llega a este y otros blogs el reconocimiento a este outsider del pop español. En este país tan amigo del homenaje póstumo en forma de parabienes y loas publicas, siempre se reivindica al artista llegado el fatal desenlace y no cuando realmente es el momento.

Madrileño hijo de un italiano y una brasileña llevaba por definición en los genes una vocación cosmopolita que propinó un bofetón al ambiente aún provinciano y tardofranquista del Madrid de finales de los 70. Había mucho de Bowie, Bolan y Ferry en él, pero como una esponja recogía y digería esas influencias y conseguía con su talento transmutarlo en algo nuevo y sorprendente.

Responsable tras su fugaz paso por Kaka De Luxe de dos de los discos más extraños, frescos, surrealistas y audaces del pop español con los Zombies – grupo que fundó con tan solo 13 años-  y gracias a su pasión por el cine y su recámara creativa llena de genio e intelecto viró posteriormente hacia la composición de bandas sonoras, brillando en las películas de Almodovar de los años 80. En los 90 dejó su inimitable impronta trabajando con otros directores llegando a recibir un Goya por la música de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto.  Fue también autor de sintonías de series de TV, trabajo menor pero necesario para un obrero de la música, que dejó algunos momentos más memorables que otros pero siempre interesantes.

Más dotado como compositor que como interprete la imaginación de Bernardo especialmente con el trabajo en los Zombies trascendía el contexto y los modos de la época y facturaba un ejercicio de estilo que conforman una de las perlas de la New Wave a nivel mundial. Si a esto le añadimos la imagen que tenían, los coros y los bailes de Tesa y las magníficas aportaciones del resto de la banda el cóctel resultante era irresistible.

Fue mi primo Gonzalo (gracias allí donde estés) el que me descubrió su primer disco cuando yo solo tenía nueve años y, aunque a esa edad no está uno para hacer ningún análisis sesudo, recuerdo quedarme inmediatamente atrapado en el microcosmos de un tipo que escribía letras a años luz de los demás compañeros de generación, que cantaba de una forma un tanto peculiar con una dicción imperfecta y que envolvía esa colección de canciones con unos arreglos tan marcianos como fascinantes. No entendía nada, pero no podía abstraerme de algo tan loco. El tiempo ha demostrado que la sombra de ese disco ha sido más que alargada para el indie español contemporaneo.

32 años después aún guardo como oro en paño ese vinilo que heredé de mi primo.

Vamos a dar un repaso al Extraños Juegos que salió en 1980. Escuchado en 2012 puede resultaros algo naif y quizás ingenuo, pero sigue siendo tremendamente moderno y visionario, a la altura o por encima de referentes internacionales como Devo.

ZOMBIES – EXTRAÑOS JUEGOS

ZOMBIES – CONTACTO EN ZURICH

ZOMBIES – ORQUIDEAS MARCHITAS

ZOMBIES – ALOHA (ATARDECER EN EL PACÍFICO)

ZOMBIES – NO PUEDO PERDER MI TIEMPO

ZOMBIES – LA VENGANZA DE TCHULU

ZOMBIES – CLEOPATRA Y LA SERPIENTE

ZOMBIES – LA ENERGÍA DE PLUTÓN

Dos años después llegó el segundo y último álbum de los Zombies, La Muralla China. Quizás no tan inspirado como el anterior pero con un buen puñado de pelotazos New Wave exóticos y seductores, coqueteos orientales, funk desaforado, paisajes oscuros, incursiones tropicales ya apuntadas en su primera obra… más pinceladas de magia Bonezzianas.

 

ZOMBIES – LA MURALLA CHINA

ZOMBIES – LA MASCARA DEL CHAC

ZOMBIES – LA VUELTA DE APOLO

ZOMBIES – INTRIGA SUBMARINA

En 1984 salió al mercado Bönezzi – St. Loüis, un álbum tibiamente apreciado por la crítica tan elegante y hermoso como ninguneado por las listas. Concebido por Bernardo y apoyado en Didi St. Loüis, una por entonces (y ahora) desconocida cantante jamaicana que parece que se la tragó la tierra.

El disco sufrió un batacazo en ventas y salvo su presentación en el mítico programa La Edad De Oro de TVE y alguna promo en la misma caja -menos- tonta de entonces, no tuvo mayor repercusión. Esta incomprensión resultó ser la puntilla que empujó a Bonezzi a encerrarse y dedicarse a componer sus bandas sonoras desde bambalinas.

Bonezzi & St Louis – Banderas

Bonezzi & St Louis – Pecado de Amor (live)

Recluido en los años 90 en su estudio pariendo magníficas bandas sonoras:

Bernando Bonezzi – Mujeres al borde de un ataque de nervios

 

Bernando Bonezzi – El amor perjudica seriamente la salud 

Bernando Bonezzi – Entre Las Piernas 

En la pasada década sacó al mercado la jugosa trilogía La hora del lobo (2004), La hora azul (2006) y La hora del té (2007) y tras El viento sopla donde quiere (2010) este mismo año había publicado un nuevo disco llamado La Esencia De La Ciencia que venía acompañado de una vuelta a los escenarios después de varias décadas de ausencia. Aún no lo tengo muy asimilado y aunque perdura en él su toque maestro es un disco irregular, así que lo dejamos reposar y lo comentamos en otro momento.

Esto y mucho más era Bernardo Bonezzi, infravalorado e injustamente recordado por el gran público tan solo por la maravillosa “Groenlandia”.

Ahora ya conocéis un poco más de su obra.

ZOMBIES – GROENLANDIA

2013 © Javier Llamas

Anuncios

2 pensamientos en “Bernardo Bonezzi o el adiós a la imaginación

    • Muchísimas gracias Tesa, no imaginas el placer y el honor que es para mi que apruebes y te guste este pequeño homenaje. Mil gracias por los maravillosos momentos que nos habéis dado. Un abrazo fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s